Conferencia online de Pablo Azqueta: Introducción a la Ley 13.059

El 12 de julio se realizó en la casa Curutchet y por videoconferencia la disertación de Pablo Azqueta titulada: “Introducción a la Ley 13.059 | Acondicionamiento Térmico en la Construcción de la Provincia de Buenos Aires. El Significativo aporte del EPS a la Eficiencia Energética.  Hacia una Arquitectura con criterios de Sustentabilidad“. Tuve la oportunidad de presenciarla de manera online y rescaté algunos datos que me parecieron importantes.

La charla comenzó explicando a que se denomina sustentabilidad en la arquitectura y la relación directa que tiene respecto de la aislación térmica. Al respecto de esto último se dijo una frase que al parecer se está poniendo de moda (la escuché en no menos de 2 oportunidades ya) es que “la energía más barata es la que no se consume”.

Azqueta asegura que en Argentina se consume un 37% de la energía proveniente del gas natural y un 52% de la generación hidroeléctrica. Esto tiene como buena noticia que no contaminamos tanto como los países que tienen una enorme demanda del carbón, y la mala noticia es que, según Azqueta, el costo del gas natural actualmente es muy barato y uno de los fundamentos se basa en que las reservas del gas natural tienen un tiempo de duración aproximado de 6 años.

Por otra parte establece algunos datos relevantes al consumo de energía de una vivienda:

  • 39% de energía que consume una vivienda es para calefacción y/o refrigeración
  • 32% de la energía que se consume en Argentina es para edificios residenciales, públicos y comerciales

Ambos datos tienen semejanza con los datos que tiene Mazria, quien sintetiza que el 50% de la demanda total de energía en los Estados Unidos proviene de la construcción.

La aislación térmica, al igual que la calidad de una construcción, es una inversión y no es un gasto. Esto lo muestra con un cociente que coloca en su numerador todos los costos y en el cociente la vida útil del edificio. En general uno podría decir que la vida útil de una vivienda es de 50 años, lo cual es cierto aunque sea un argumento difícil de utilizar con un cliente.

A continuación se muestra el consumo de energía de una vivienda media que, según Azqueta es de 770 KWh/m² año. Este dato me parece algo elevado para tomarlo como nivel medio, pero en todo caso difiere notablemente de los 15KWh/m² año que, por ejemplo, establece como límite el certificado Passive House en Europa. Para poder estimar facilmente la demanda de energía de cualquier vivienda se puede utilizar la planilla online que publiqué en SalasAragon para la cual solo hace falta tener en mano una factura de gas.

Por último se habló de la Ley 13.059 y su decreto reglamentario 1030. La explicación que se dio no difere de los datos que se pueden pbtener de la lectura de la ley y de un vistazo general a las normativas.El primer dato a destacar de la ley es la exigencia dev una aislación térmica mínima basado en las normas IRAM existentes con la única modificación que el K máximo exigible es el de categoría B, según la norme IRAM 11.605. El segundo dato destacable se relaciona con la aplicación de la norma, siendo las municipalidades las autoridades de aplicación y la documentación técnica requerida exigible para expedir el inicio de obra y para extender el certificado final de obra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s